Manteles que encajan en tu ambiente

Los manteles se consideran, en los ornamentos y cubiertas, los más usados en los hogares. Se trata de cubiertas textiles fabricadas para resguardar la superficie de las mesas empleadas para comer. A las cubiertas textiles más pequeñas usadas para la protección de la superficie de mesas diferentes a las utilizadas para comer se les conoce como “carpetitas”.

Los manteles para el hogar no suelen estar muy elaborados respecto de los diseñados expresamente para el comercio. En general fabricados en algodón, pueden ser llanos, esto es, no llevar diseños, dibujos ni relieves en su superficie y su principal funcionalidad de es la de resguardar la superficie de la mesa y eludir ruidos molestos de la vajilla. Pero claro, siempre los podemos encontrar más formales si ser para comercios. En un caso así, se trata de manteles diseñados con diferentes formas que se amoldan a las de las mesas. Se fabrican en colores sobrios y se intenta que combinen con el decorado general del sitio. Se pueden emplear en restaurantes, para banquetes, o una reunión especial pero en todos los casos proponen una línea continuísta con las reglas de la estética, la funcionalidad, estilo y corrección. Aun llegan a tener elaborados diseños bordados que hacen juego con el resto de la decoración.

Esencialmente, los manteles tienen la función de resguardar la superficie de las mesas, no obstante, pueden ser usados como elementos de ornamento o bien para reducir los ruidos que provoca el choque de la vajilla con la mesa.

También están pensados como medida para eludir que los comensales manchen su ropa con salpicaduras o bien derrames. Los materiales con los que la mayor parte de los manteles son fabricados pueden absorber líquidos.